Vinos del Ródano: sus características y cuales escoger 

La particularidad del viñedo del Ródano proviene de que está construido alrededor del río Rhône de Vienne a Avignon. Extendido sobre más de 200 Km de largo de norte a sur, el estilo de sus vinos varía mucho dado a los diferentes climas, exposiciones al sol y viento y tipos de suelos. En general, son vinos potentes, aromáticos y con mucho carácter. Hoy se reconocen 31 apelaciones oficiales y se producen mayormente vinos tintos; aunque los blancos también son fantásticos.

Vinos del Ródano: ¿De Dónde vienen?

La Vallée du Rhône se extiende sobre más de 200 Km, de Lyon a Avignon. La podemos dividir en dos grandes zonas de cultivo: el norte y el sur. En la parte norte o “Septentrionale”, de Vienne a Valence, es donde se encuentran ocho Crus y AOC, todas famosas por la calidad de vinos que producen: Côte Rôtie, Condrieu, Château Grillet, Saint-Joseph, Croze Hermitage, Hermitage, Cornas y Saint-Peray;

Del lado derecho el río, el suelo es puro granito en pendientes muy marcadas; las vides tienen rendimientos bajos, no se puede ocupar máquinas y por ello el trabajo tiene que ser manual. Son protegidas del aire por las montañas del Massif Central. Beneficia su clima continental templado, con fuerte diferencia de temperatura entre día y noche. La parte norte es famosa por sus viñedos en terraza con pendientes impresionantes e inclinadas.

Del otro lado del río, la colina de l’Hermitage es famosa con su chapelle de l’Hermite que culmina a 300 metros, un bloque impresionante de granito expuesto al sur. A sus pies rodea el viñedo de Crozes Hemitages con su suelo de gallets roulés parecidos al de Chateauneuf-du-Pape.

Entre Valence y Donzere, al sur, ya no hay presencia de vid. Poco a poco desaparecen las pendientes inclinadas, para dejar lugar a colinas y terrazas hasta el Mont Ventoux: es la parte meridional del viñedo. Allí, el viñedo está plantado en ambas partes del río. Los suelos son de arcilla, arena y los famosos gallets roulés. Allí encontramos Châteauneuf-du-Pape, Gigondas y Vacqueyras entre otras AOC conocida. El clima es más templado, con aire del mar mediterráneo.

Valle del Ródano: ¿Cómo nacieron sus vinos?

Son los griegos quienes empiezan a plantar vides en el sur del Ródano. Vía comercial importante desde siempre, la vid prospera gracias a su constante flujo. Con el Imperio Romano, se formaliza el viñedo e impulsa la producción. En el siglo I ante Cristo, ya se registra la presencia de ánforas para la conservación del vino.

En la misma época, los gallos obtienen el permiso de producir vinos, y organizan terrazas alrededor de Vienne: es el principio de los AOC Côte-Rôtie Saint-Joseph, Hermitage. En 1317, Jean XXII, originario de Cahors, empieza a plantar vides en Châteauneuf-du-pape. La fama de Chateauneuf se desarrolla cuando los papas se establecieron en Avignon y deciden usar los vinos de Chateauneuf para sus vinos de misa. Habrá que esperar hasta el siglo XX para la creación de las denominaciones de origen, la primera siendo Chateauneuf-du-Pape en 1936.

Hoy el viñedo cuenta con 31 denominaciones oficiales en todo el viñedo, repartidas sobre cerca de 73 000 hectáreas.

¿Cuáles son las características de los vinos del Ródano?

En el norte, sobre estos suelos graníticos, la única uva tinta que se cultiva es la Syrah con intensos aromas a fruta negra, notas especiadas como la pimienta y con mucho cuerpo para los vinos. Los blancos son finos y voluminosos, impredecibles, aromáticos y untuosos, y provienen de Roussanne, Marsanne y Viognier, cepa única para el Condrieu.

Al sur, los tintos son principalmente hechos con la uva Grenache, combinados con Syrah y Mourvèdre, y muchas otras. Resultan vinos potentes y alegres, con aromas a frutos negros maduros, especias dulces y toques herbales que recuerdan a la garrigue, bosque natural y endémico de la región de Provence. En la parte meridional, el clima es más mediterráneo, con aire fuertes (mistral), buena exposición solar.

¿Qué vinos del valle del Ródano escoger?

Hay muchos estilos por lo cual casi siempre encontrarás un vino del Ródano para acompañar tu comida.

Para gozar y botanear

Para botanear o abrir apetito, con un platillo marino como ostras o mejillones, el Viognier de Yves Cuilleron combina bien. Sus notas frescas de flores irán a la perfección con la salinidad de los ostiones.

Si prefieres algo más cárnico, como un paté o foie gras, el Condrieu de Yves Cuilleron estará increíble. También la Goutte Tinto con embutidos quedaría fantástico.

Para algo ligero como una ensalada de queso cabra, la Goutte blanco, el Roussanne son vinos aromáticos cuyas notas resaltaran con el queso fresco.

Para acompañar un plato de carne

Para acompañar un pato, un tartare o un carpaccio de res quieres un vino de intensidad media, por lo cual el St Joseph Cavanos o el Telegramme de Domaine du Vieux Télégraphe podrán ser tu mejor opción. Para sabores más intensos como la barbacoa o el ternero en tajine, un Cornas.

Para carnes rojas, como un filete de res o chamorro, el tanino marcado del Gigondas de Domaine les Pallières o también La Guiraude de Alain Graillot irían a la perfección.

La Côte Rotie de Yves Cuilleron es un vino ideal para acompañar platos delicados y exquisitos como una codorniz. Con Vieux Télégraphe con algo de añejamiento, una carne en su jugo y champiñones.

Para acompañar pescados o mariscos

Los vinos blancos del Ródano, especialmente de uva Roussanne y Marsanne son vinos aromáticos y potentes con acidez media. Acompañan muy bien los mariscos y la comida de mar en salsa. Mejillones en su jugo, un pescado cremoso o en mole estaría muy rico con el Crozes-Hermitage Blanco de Domaine Alain Graillot o el St Joseph La Digue. 

 Con comida asiática

A los vinos blancos del Ródano por su expresión aromática y especialmente la uva Viognier combinan muy bien con sabores agridulces que encontrarás en la comida asiática. Pruébalo, te llevarás una gran sorpresa.

Mayor de edad

Para acceder a este sitio aceptas ser mayor de edad en tu país de residencia.