Mujeres en las vides: de la antigüedad a nuestros días

Fratelli Borgogno emanuela en las vides

Si hoy se normalizó el uso del término femenino “sommelière”, no siempre fue así. En la historia del vino, la presencia de las mujeres en las vides siempre ha sido menos preciada. Son los hombres quien siempre han estado a cargo de la producción de la bebida a base de uvas, de su venta y de su consumo. Sin embargo, esposas e hijas participaron en el desarrollo de muchas bodegas actualmente. Hoy en día, más de 50% de los consumidores de vino son mujeres. Al igual que hay más y más profesionistas: enólogas, sommelières y trabajadoras en los viñedos en general. ¿Como la presencia de las mujeres en las vides se democratizo con el tiempo? ¿Quiénes son las pioneras? Climats te cuenta todo.

De la antigüedad a la Renaissance: cuando las mujeres estaban excluidas de las vides

Las mujeres dedicadas a ciertas tareas del campo

La primera mención del consumo de vino nos viene de la antigüedad, y en particular en Egipto y Grecia. En las pinturas y escrituras, se nota la presencia de mujeres participando en el proceso de vinificación. Sin embargo, la viticultura era considerara como un trabajo físico, no adaptado a las mujeres. Tampoco tenían acceso a los « chais » pero podían llegar a ayudar a seleccionar las uvas o servir el vino. Nunca podían participar en las tareas más estratégicas.

Al igual que en muchos otros sectores productivos, la empresa familiar se hereda de padre a hijo. Hijas y esposas colaboraban, pero sin reconocimiento y sin recibir algún beneficio por ello.

El vino peligroso para las mujeres

Por otra parte, el consumo de vino era prohibido. En su “discurso”, el filósofo Platón afirmaba que tomar vino era peligroso para ellas. Según él, el vino libera el discurso, y desinhibe los comportamientos. Las mujeres no deben exponerse a tales riesgos, y menos arriesgar cualquier humillación a su conyugue.

La época de las luces: la tímida entrada de las mujeres en el mundo del vino

Primeras mujeres a cargo

Al final del siglo XVIII, tres mujeres logran colocarse a cargo de empresas vinícolas: Nicole-Barbe Ponsardin también conocida como “la Viuda Clicquot” en la bodega de champagne Veuve-Clicquot; Francoise-Joséphine de Lur-Saluces a cargo del prestigioso Château Yquem y Jeanne-Alexandrine Pommery, de la maison champenoise del mismo nombre.

Tras el fallecimiento de sus esposos, cada una por su parte se convirtió en la cabeza de su empresa familiar, demostrando mucha creatividad en el manejo del negocio. La Viuda Clicquot, por ejemplo, contribuyó a desarrollar su marca en Rusia, donde su champagne se convirtió en el primer champagne importado en ese país. En cuanto a la joven jefa de Yquem, ella, a pesar de su encarcelamiento durante la revolución francesa, logró que su empresa prosperará. Es ella quien decidió la construcción de la segunda bodega del viñedo, para aumentar la producción, una visión muy moderna para la época, lo cual permitió a Yquem convertirse en una de las etiquetas más icónicas en la escena internacional del vino.

Las guerras mundiales: una revolución femenina en los campos

Durante la primera y la segunda guerra mundial, los hombres abandonan el campo para tomar las armas. Las mujeres (esposas, hermanas, hijas, etc.), son quienes se encargan de las cosechas y del proceso de producción del vino.

Al igual que en la industria vinícola, en muchos otros sectores productivos, las mujeres toman la dirección de su empresa familiar para mantener la actividad durante la guerra, en la ausencia de los hombres.

Gracias a ellas, el mundo vitícola nunca se quedó atrás: al salir de la guerra, la producción crece como nunca.

Durante esa época difícil, ellas tuvieron que aprender el método de vinificación del vino. Abrieron el camino a las siguientes generaciones de mujeres, demostrando que eran capaces de participar en las tareas “difíciles” de las bodegas, al igual que sus maridos, padres o hermanos.

Mundo moderno: mujeres más y más representadas en las vides

Hoy, las mujeres tienen mayor presencia en las vides: maîtresse de chai, sommelière, enóloga, etc. Aunque los números demuestran que el sector vinícola sigue siendo en su mayor parte dominado por hombres, cada año son más las mujeres que se certifican.

  • 1/3 son enólogas
  • Más de 30%son jefas de explotación vitivinícola
  • El 50% de los estudiantes de escuelas de viticultura son mujeres

Bodegas de Climats 100% manejadas por mujeres  

En Climats, seleccionamos vinos de bodegas enfocadas en la calidad de sus vinos, con una visión a largo plazo. Varias de ellas son manejadas por mujeres:


Y muchas donde se reparten el trabajo entre pareja (Domaine Turenne: Cecile y Philippe Bénezet; Clos des Jacobins: Magali y Thibaut Decoster, Chateau la Roque: Nathalia y Cyriaque, Claudio y Nicoletta Fenocchio…entre otras). 

 

Comments are closed.
×